Nuestros usuarios hablan por nosotros:

Yohn Jairo Cardona:

“El tener una prótesis ocular fue un cambió muy especial para mi porque a la edad de 4 años sufrí un accidente donde perdí mi ojo izquierdo esto para mi y mi familia fue muy duro, todos sufrimos mucho debido a que también tengo una limitación auditiva. Cuando llegue a la edad escolar me daba pena que las personas me miraran y a la edad de trece años me colocaron la primera prótesis y fue un cambio total en mi vida así ya me sentía una persona totalmente normal, y todo esto gracias a Dios y al doctor Mario Escobar.”

Kelly Johanna Ruiz Gutierrez:

“Mi proceso con PROTESCOL empezó a la edad de 6 meses con el doctor Mario Escobar, mi diagnóstico fue microftalmia en el ojo derecho. Desde entonces el doctor junto con su hija la doctora María Clara Escobar han sido unos ángeles durante mi crecimiento y sobretodo la doctora ha sido un gran apoyo para mi autoestima y amor propio. Con la prótesis he tenido la mejor relación que podré tener algún día, la gente no la nota con facilidad, los colores son perfectos y su durabilidad es asombrosa. Se me olvida que la tengo, tener la prótesis evito la malformación de mi cara ya que han sido 23 años de constantes cambios. Estoy muy agradecida con Protescol no solo por ser unos excelentes profesionales sino por la calidad humana y la sencillez con la que acogen a sus pacientes. Agradezco a todo el equipo, a la esposa del doctor por ser todo una artista, a la doctora por ser tan linda conmigo, al doctor por todo su conocimiento , a todas las secretarias por su buena atención y a los otros profesionales que le hacen la limpieza a la prótesis cuando voy (risas) que no me acuerdo de los nombres.” 

Sebastián Arango Restrepo

“Mi nombre es Sebastián Arango Restrepo, padecía una enfermedad silenciosa capaz de producir ceguera irreversible. Pese a pasar por varios procedimientos quirúrgicos, a la final, no pude recuperar la visión de mi ojo derecho.Después de mi última cirugía llamada evisceración, donde extrajeron todo el contenido mi globo ocular, comencé un proceso de rehabilitación en el cual conocí al equipo de trabajos de Protescol, quienes diseñaron mi prótesis ocular.Ellos siempre fueron realistas y muy profesionales, su trato hacia mi fue muy familiar, y gracias a ellos hoy volví a recuperar la confianza que anteriormente había perdido, mejoró mi parte estética y me siento un persona nueva.La adaptación de la prótesis fue muy fácil, nunca me dolió, incluso a veces se me olvida que la tengo puesta.Ante los ojos de las personas que no conocen mi historia soy una persona normal, sin ninguna dificultad visual.Aconsejo tener una buena asepsia con la prótesis, lavarla en los días que corresponda y humectar las veces que sea necesario al día.La prótesis cambio mi vida, la cambió para bien.”